domingo, julio 23, 2006

¿El tamaño no importa?

Llevaba yo ya unos meses en Japón, cuando un amigo me dijo:

- Oye, Don. ¿Te has fijado en que los rollos de papel higiénico son más anchos aquí que en España?
Evidentemente no me había dado cuenta, así que decidí fingir que, no sólo ya lo sabía, sino que lo había notado antes que él, en cuanto había visto el primer rollo japonés a menos de dos metros:

- ... ¿Eh?... – Respondí. Me traicionó el subconsciente.

Menuda revelación. ¿Era posible tal cosa? Jamás en mi vida se me habría ocurrido que la anchura del papel higiénico no fuera una cosa estandarizada en todo el mundo. A fin de cuentas, su objetivo anatómico tiene las mismas dimensiones (o casi) en cualquier ser humano. Y además, ¿qué pasaba con los porta-rollos? ¡También tendrían que ser diferentes!
Pero mi amigo se caracteriza por su penetrante mirada, así que no era cosa de dudar de él. Me quedaban unos meses para regresar a España, y tuve que esperar para comprobarlo en persona, devorado por la impaciencia y la curiosidad.
Cuando al fin estuve de vuelta en España, me dirigí en seguida al cuarto de baño. Fue la primera (y única vez) que he entrado ahí por necesidad intelectual y no física. Mis temblorosas manos cogieron el rollo y... ¡Era verdad! ¡Era más estrecho! Concretamente, medía 9.2 cm, frente a los 11.5 cm de los rollos japoneses.


Maravillosos 11 centímetros y medio de esplendor

¿Tiene esto algo que ver con el deporte del sumo? No lo sé. Lo ignoro. Pero confirmada esta cuestión, ahora me pregunto: ¿Cómo será en otros países? ¿Quién decide el ancho del papel higiénico en cada país? ¿El Ministerio de Sanidad? ¿El de Cultura? ¿O depende del país? Por ejemplo, en España, muchos dirían que el Ministerio de Justicia (por aquello de que funciona como el culo y la justicia es una m**rd*)
En fin. Sea como sea, desde entonces soy más consciente de este humilde producto, que pasa casi desapercibido, pero que juega un imprescindible papel en nuestras vidas.

Y tú, ¿sabes cuánto mide el tuyo?

Para los amantes de las sensaciones fuertes

Etiquetas:

4 Comments:

At 2:29 a. m., Blogger lorzagirl said...

¿Y cuántas capas tiene?
Porque lo de las capas también tiene su miga: doble, triple, acolchada.
Y luego está el perfumado.
Y los de colorines.
Un reto estadístico, sin duda alguna.

 
At 3:11 p. m., Anonymous Francis said...

Ay, se te ha olvidado comentar que, al menos el que ponen en los grandes centros comerciales, es tan fino que parece papel de fumar y... bueno, ya sabes.

Aunque la verdad es que como allí tienes los waters del futuro con cámara y software de reconocimiento de formas para apuntar bien al objetivo antes de lanzar el chorrito de agua, lo uno compensa a lo otro.

Francis

 
At 3:37 p. m., Blogger Don Guri said...

Lorzagirl>
Pues el domestico "normal" tiene dos capas (una mas que Superman), aunque no me aventuro con los mas exoticos, que nunca se sabe...

Francis>
Retretes computerizados y sus consecuencias... Un gran tema que sin duda habra que tratar proximamente ;)

 
At 7:05 p. m., Blogger Ternin said...

A lo mejor es que la zona del cuerpo que es acariciada por el papel también es rasgado como sus ojos, y se necesita un papel más ancho...

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home

/* GOOGLE ANALITICS */