sábado, marzo 21, 2009

Regalos japoneses

Un aspecto no tan conocido de la cultura japonesa es que a los japoneses les gusta hacer regalos.
¿Qué digo les gusta? ¡Adoran hacer regalos! ¡Lo necesitan! ¡¡¡Es un instinto incrustado en su ADN!!!


Un inocente regalo japonés es potencialmente capaz de destrozarte la vida.

Por ejemplo, te invitan a comer a su casa. Tú llevas la bebida, el postre o la coca... Lo normal, porque a fin de cuentas eres el invitado. Pero cuando ya vas a volver a casa, de alguna parte se sacan algo y ¡zas! ¡Te lo regalan!
A mí me han regalado cosas sin necesidad personas a las que acababa de conocer y a las que nunca más vería en la vida.

Dentro del mundo regalístico nipón, una de las fechas claves es San Valentín.
Como ellos no pueden actuar igual que el resto del mundo, aquí la mujer le regala chocolate al hombre el 14 de febrero... y luego, el 14 de marzo el hombre corresponde con chocolate, galletas u otros dulcecillos. Pero la guasa es que no se regala sólo a la pareja... sino también a los amigos, a los compañeros de trabajo, al jefe, a los cuñados... y como se descuide, hasta al mendigo que pasaba por allí recogiendo latas.
El maquiavélico efecto secundario es que si ninguna chica te regala chocolate te sientes una piltrafa humana porque tienes menos éxito con las mujeres que Epi y Blas. Pero es que, como los chocolates y galletas están sobrepreciados a unas tres o cinco veces su valor normal, cuando una chica te regala, en vez de alegrarte lo que haces es pensar “¡Hostia, no! ¡Otra a la que le tengo que regalar una putas galletas el 14 de marzo! ¡A la mierda la nueva cámara digital que pensaba comprarme! Voy a terminar recogiendo latas, como el mendigo”.


Un bomboncillo de San Valentín te puede costar fácilmente 3 euros. Y no es coña.

Y el culmen del sadomasoquismo social son los viajes. ¡Que no se te ocurra volver de un viaje sin traerle un detalle a toda la parentela, a los compañeros de trabajo y a todo bicho viviente al que fuiste lo suficientemente pardillo para decirle que te ibas a Corea!
Estos souvenirs de los viajes, en japonés se llaman “omiyage”. Quizás es la palabra más infame de todo su idioma.
No importa que los japoneses se recorran ocho países en siete días: hay que dedicar tiempo a elegir los omiyages. No importa que comprar omiyages para dos o tres docenas de personas te llene media maleta. ¡Hay que hacerlo! Y lo más sangrante es que todo el mundo es consciente de que tanto lo que te traen a ti, como lo que tú les traes a ellos suele ser una chorrada que a nadie le interesa y acaba en la basura.

Aparte, hay miles (o millones) de ocasiones: cumpleaños, el Día de los Abuelos, el Día de los Nietos, el Día de la Madre que los Parió, etc.

Por eso, recibir un regalo de un japonés es una trampa social mortal. Escóndete, huye, fíngete loco, coge la lepra... Lo que sea, antes de que consiga entregártelo. Porque una vez que lo has aceptado, si correspondes entrarás en un círculo vicioso del que jamás podrás salir y que incluso podrían heredar tus hijos, los hijos de tus hijos y hasta las cucarachas que vivan en tu casa.
Pero si no correspondes... ¡entonces quedas como un desagradecido antisocial! Y encima, ellos no captan la indirecta, porque es culpa de su instinto genético nipón. Te seguirán haciendo más y más regalos, y tú seguirás descendiendo por la escala del comportamiento antisocial hasta convertirte en una cáscara vacía, en un ser despojado de todo vestigio humano, como... no sé, Britney Spears.

“Yo era famosa. Tenía el mundo a mis pies. Entonces, un día un japonés me hizo un regalo. No supe cómo reaccionar... y ahí empezó todo”

Entonces, según la Escuela Choricil sólo existen dos formas de actuar adecuadas cuando un japonés te regale algo:


- Aceptarlo y echarlo a la pila. Cuando te toque a ti corresponderle a alguien, coges algo de la pila y se lo das. Hay tres problemas: 1) cuidado de no dárselo a la misma persona que te lo dio. 2) Si es algún alimento, ojo a la fecha de caducidad; a nadie le hace gracia recibir una caja de huevos de salmón caducados hace año y medio. 3) Si por ejemplo, se supone que has vuelto de Mongolia, y le entregas una morcilla de Burgos que estaba en la pila, la cosa canta. Ten preparada una explicación (sugerencia ultrachoricil: la compañía aérea te cambió las maletas).


- Destruir inmediatamente el regalo... y al que te lo ha dado. Es lo más efectivo, aunque hay cierto riesgo de que te metan en la cárcel o te condenen a muerte. Pero no te preocupes demasiado. Los jueces japoneses también son personas que conocen lo que es sentirse atrapado en el círculo vicioso de los regalos. Así que estará predispuesto a tu favor, y un abogado competente no debería tener problemas para conseguirte una sentencia absolutoria. Recuerda agradecérselo adecuadamente. Por ejemplo, con un buen regalo.

Etiquetas:

19 Comments:

At 10:56 a. m., Blogger Nox said...

El primero, vaya que suerte tengo, Hola Don Guri disculpa por no haber visitado tu blog, hace tanto tiempo, jajaja pero igual sigue siendo la misma persona que sabe como sacar una sonrisa a las demas mediante sus spots.

Sabes para todo esto tengo una estrategia, guarda los regalos que te hagan las demas personas, luego cuando te toque regalar da los regalos que tienes guardados asegurandote de que no sea la misma persona que te los regalo, esto lo vi en una pelicula creo que se llama "aquellos viejos tiempos", y asi te ahorras dinero, te quedas con los regalos que mas te gusten.

Oye como excusa por no haberte visitado pondre la crisis de EUA. Aquel que diga que es psicologica la crisis esta loco XD, ya te contare despues.

Por lo tanto al ponerme al corriente con tus spots ;D

 
At 9:03 p. m., Blogger Charles X said...

Joder, pues si que es chunga la cosa. Yo, por ejemplo, estoy ahora tieso como la mojama (parero total, que le llaman), por lo que no me quedaría mas cojones que ser deportado por desagradecido. xd
Me alegro de volver a leerle, aunque sea a ratos (algunos mas largos que otros).
Un saludeichon!

 
At 2:03 a. m., Blogger Don Guri said...

Nox: ¡Encantado de tenerte de vuelta! Espero que eso de la crisis no te haya afectado demasiado negativamente. Aunque me has dado una idea. Ahora, cada vez que tarde en escribir, le echaré la culpa a la crisis ;)

Charles X: Y que lo digas. Como los japoneses tienen un sexto sentido desarrollado para esto de los omiyages, no vale con comprar cualquier tontería barata. Se detecta a la legua. Quedas fatal. Para eso mejor te ahorras traer nada y pones alguna excusa como que la compañía aérea te perdió las maletas (sí, otra vez uso a las compañías aéreas de cabeza de turco. Pero oye, ya que nos fastidian la vida, también podemos aprovecharnos de ellas, ¿no?)
¡Ah! Y no me llames de usted, hombre. El "Don" de mi nombre no es el mismo "Don" de, por ejemplo "Don Vito", sino más bien el de "Don ald"... Er... No, no me he explicado bien. Bueno, que no es "tratamiento", sino "nombre".
Bueno, no sé si lo he aclarado o lo he liado más(ºº)U

 
At 4:15 a. m., Blogger Gato said...

Recuerdo un jefe bastante cutre que, llegada la navidad, me dió una caja de puros que se había fumado y me dijo "límpiale er porvo, envuérvela, y mándacelá al Ceñó Fluchá con una tarheta de felicitació".

Sabía de tácticas choriciles éste...

 
At 6:34 p. m., Anonymous francis said...

Ni me quiero imaginar a alguien que sea profesor en una academia con cierta popularidad entre sus alumnos, vamos que no gana para corresponder a los regalos. Y de salir de viaje, ni pensarlo.

A lo mejor una buena solución es adaptar tu táctica de "devolver regalos que te han hecho" pero poniéndote de acuerdo con otro pardillo receptor de regalos con el que no tengas amistades comunes: os pasáis mutuamente los regalos que hayáis recibido y los utilizáis para devolver los presentes.

Oye, ¡esto es un negocio! Voy a patentarlo ahora mismo y a crear una pagina web: www.omiyage-kotai.co.jp

/(.....)\

 
At 8:16 p. m., Blogger Don Guri said...

Gato: ¡Jo, jo! Ese jefe sí que sabe. No obstante, no alcanza el cinturón negro choricil. En vez de la caja, debería haberle regalado la ceniza de los puros ;)
Mis simpatías al Ceñó Fluchá.

Francis: Je, no lo sabes tú bien. Y no es el peor oficio. Si yo te contara... (pero siempre hay el peligro de que algunas de mis victim... digoooo... "afectadas" pueda estar leyendo esto y se descubra el pastel).
Como inspirador de la idea de omiyage-kotai quiero el 5% de las ganancias ;)

Oye... ¿Y qué es el:
/(.....)\
?

 
At 8:48 a. m., Blogger Achab said...

Me acabo de reír como una hiena. Creo que te mereces un regalo.

 
At 3:42 p. m., Anonymous francis said...

Sí, eso, a ver cuando te decides a revelarnos tu oficio y así descubrimos el por qué de tu éxito con las chicas (¿no serás botones en un love-hotel?)

Cómo, ¿que no queda claro lo que es /(.....)\? Pero si se ve a la legua: ¡¡es el Dr. Zoidberg en su arrebato de ira cuando le llega la época de apareamiento!!


Por cierto, ¿a alguien le interesa cambiar un grillo caramelizado que
me han traido de un viaje al subsuelo? Si decís que es un fósil
conservado en ámbar de miles de años de antigüedad quedáis muy bien.

 
At 6:39 p. m., Blogger Rebilated said...

Te iba a regalar un comment, pero mejor lo dejo aquí, para que te lo encuentres fortuitamente porque si no corremos el riesgo de empezar una escalada regalística, y eso no puede ser :)

 
At 10:51 p. m., Blogger Don Guri said...

Achab: Grrrr.
Francis: Lo revelaría, pero ¿quién me dice a mí que un funcionario de inmigración no está leyendo esto y acaban deportándome? Mientras, la idea del botones tiene posibilidades. Voy a echar los papeles, a ver.

Rebilated: Y es que lo que no puede ser, no puede ser y además es imposible. Habrá que evitar ese efecto pernicioso de intercambios comentarísticos (aunque siempre me he caracterizado por ser bastante contradictorio entre lo que digo y lo que hago, ejem...)

 
At 5:44 a. m., Blogger Rebilated said...

Ya te veo, ya, bueno, pues aquí otro pequeño regalín :D

De mí pa tí.

 
At 1:35 a. m., Blogger ElRinconDelTaradete said...

Como diria Obelix o no... Estan locos estos japoneses...Aunque el chocolate le encantaria.

 
At 11:58 p. m., Blogger Pipuchi said...

Lo curioso es cuando, viviendo en España, recibes omiyages de tus compis japoneses que vienen de viaje aquí. Mientras yo agradezco el detalle y llevo galletitas para todos cada vez que voy a Tokyo, mis compañeros japoneses me dicen: "Vaya porquería te han traído, con lo que te han molestado".
Eso de los omiyages y el deber es un sistema bastante complejo... Creo que si no estás allí no llegas a comprender lo mal que quedas cuando haces un regalo majo y lo inconveniente que es hacer uno demasiado bueno (aunque te lo devuelvan, por dentro estarán rabiando...).

 
At 12:28 p. m., Blogger Don Guri said...

Taradete: Sip. El chocolate es uno de los omiyages mas "seguros" (las comillas van por el numero creciente de gente que intenta seguir una dieta).

Pipuchi: Es toda una complejidad. Si no esta publicado ya, yo creo que alguien deberia escribir un libro sobre el tema. Aunque como con el keigo (lenguaje honorifico), los japoneses se las pintan solos para crear sistemas de cortesia y deber que ni siquiera ellos entienden.

 
At 2:49 a. m., Blogger Siltha said...

Hola!

Ayer me leí tu blog entero de una sentada, me ha hecho muchísima gracia, así que vas de cabeza a mis RSS.
Gracias por todas las cosas que has escrito, divertidas, educativas (las de la basura en japón, aunque quieras fingir que nadie aprende nada aquí)... ^_^

 
At 10:50 p. m., Blogger Don Guri said...

Hola, Siltha!
Gracias a ti por tu comentario! Te leiste el blog entero de golpe? Jo. Espero que no haya tenido ningun efecto secundario.

Y ojo, que como yo me entere de que la gente anda aprendiendo cosas... Cachis la mar.

 
At 12:05 a. m., Anonymous tresdk said...

Esto de soltar posts con cuenta gotas... Vamos trabajaaaa! tenemos sed de entradas nueevaaaas!!!!

 
At 12:37 a. m., Blogger Marc Llop said...

Ya sé que esto está abandonado, y que este post en concreto tiene más de un año. Pero es que me he reído muchísimo leyendo esta entrada y tenía que decirlo.

Salu2 desde Japón.

 
At 11:43 p. m., Blogger Don Guri said...

Hola, Marc!
Esta parado, pero no olvidado. Asi que me alegro mucho de tu comentario... y yo no se si tu llegaras a leer esta respuesta mia, pero tenia que escribirla (^_=)

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home

/* GOOGLE ANALITICS */