viernes, marzo 02, 2007

Atchís

Si yo fuera Proto, diría que la primavera es una mierda.
En cambio, diré que la primavera es una remierda. Esa es la palabra.
Aunque bueno... No se trata exactamente de la primavera, sino del polen. El polen sí que es una remierda.
Y... a decir verdad, tampoco es el polen, sino la alergia. Es un fastidio tan grande que he tenido que inventar una palabra (“remierda”) para definirla.

Parece un nuevo planeta, pero es un puto polen

En Japón, el invierno inusualmente cálido ha hecho que se adelante la estación de la alergia. La gente sale a la calle con sus mascarillas y yo ya vivo pegado a una caja de pañuelos de papel.

A diferencia de un bacilo, el polen es una cosa así como semi-inerte al que no se le ha perdido nada en nuestro cuerpo. Él va inocentemente buscando germinar por alguna parte y de repente se nos mete dentro y ¡zas! Después de causarnos picores y estornudos, termina escogorciado por un antihistamínico. Nosotros y el polen, ambos los dos, salimos perdiendo. Qué cruel broma del destino.

Encima, en principio el polen no es tan cabrón. Lo que vuelve loco a nuestro sistema inmunológico es que se mezcla con la contaminación y se crea algo así como un ente híbrido vegetal-mineral. Parecería ciencia ficción de no ser por los millones de narices goteantes que recorren el planeta en esta época.

¿Dónde venden esto?

Y la mayor putada es que te fastidia lo justo para dejarte hecho mierda, pero no tanto como para poder ausentarte del trabajo. Aunque los síntomas sean peores que los de un resfriado, como la alergia no se contagia, pasa lo que pasa.

Situación 1: Vas con un gripazo al curro.
- ¡Atchís! Jo, cómo me salen los mocos. Tengo un trancazo que...
- Pero hombre, ¿cómo se te ha ocurrido venir así? Vete a casa y métete en la cama. ¡Rápido!
- Y no vengas hasta que no te quede un virus en el cuerpo, ¿eh?

Situación 2: Vas con alergia.
- ¡Atchís! Jo, cómo me salen los mocos. Tengo una alergia que...
- Sí, ahora hay mucha.
- Bueno, suénate rápido y termina estos 30 informes. Y no estornudes encima de los papeles, insolidario cochino de mierda.


De todas formas, una vez escuché en una serie de animación que no hay nada inútil en la tierra. Y si lo decían en una serie de animación, es que tiene que ser verdad. Por tanto, pensé... ¿Para qué puede servir la alergia?
¡Pues para inciar una conversación!
Hasta ahora, dependíamos del tiempo para ello. Aunque socialmente aceptado, no nos engañemos: resulta patético.

Alguien nos dice:
- Cómo llueve hoy, ¿eh?

Claro. Como estamos a medio metro el uno del otro, no nos habíamos dado cuenta de la lluvia. Qué interesante intercambio de información.
Y lo peor es que no resulta fácil desarrollar la conversación a partir de ahí.

En cambio, la alergia es una cosa más nueva y con más posibilidades. Podemos llevar la conversación hacia donde queramos, lo cual es una ventaja inmensa en cualquier campo; especialmente para ligar:

- ¡Atchís!
- ¿Estás resfriado?
- No. Es alergia.
- ¡Anda! Yo también soy alérgica. Lo paso fatal en esta época. Qué ganas tengo de que pase la primavera.
- Sí, y yo. Por cierto, ¿tienes
algo que hacer cuando termine la primavera? ¿Te vienes a la playa?
- ¡Vale! Me untarás crema en la espalda.
- Pero crema hipoalergénica, ¿eh?
- Tú sí que sabes tratar a las mujeres.


No hay ni que esperar a que nos dirijan la palabra. Podemos tomar la iniciativa fácilmente.

-¡Atchís! Jo... Esta alergia...
- Pobrecito. Ahora hay mucha gente así.
- Sí, he pensado que deberíamos fundar un partido político.
- ¡Ja, ja! Buena idea.
- Recuerda bien este momento. Podrías estar hablando con el futuro Presidente del Gobierno.
- Me encantan los hombres con ambiciones. Soy toda tuya.
- Lo esperaba. Me echo el espray nasal y nos vamos a un hotel.

¿Veis qué fácil?

Y si no eres alérgico, búscate un moco artificial y sal a triunfar... ¡ahora mismo!

PS.- A ver. Juro que esto es verdad. Tenía el post más o menos listo anoche, sólo para pulirlo. Esta mañana he ido a cortarme el pelo. Me toca un peluquero bastante feo, todo sea dicho. De terminar el pelado se encarga una chica. Y no necesito ni tomar la iniciativa. Aunque había conseguido no estornudar ni una vez, va y me dice:

- ¿Tienes alergia?
- Pues sí. ¿Cómo te has dado cuenta?
- Tienes los ojos rojos.
- ¡Buena vista! ¿Tú también?
- Sí. No puedo salir sin mascarilla.

Etcétera.

Etiquetas:

8 Comments:

At 3:39 p. m., Anonymous Francis said...

"Etcétera"... ummmm.... "etcétera". ¿Ese "etcétera" es de los de untar crema hipoalergénica, o de los de echarse espray nasal? Si es que te dejas lo mejor por contar, hombre.

Y anda que la cara del chaval de la izquierda con el bandi-blub, se nota que está disfrutando como un enano.

En fin, lo mejor que puedes hacer para tu alergia, ya que no has dicho que te estés vacunando, es ponerte una sonda nasal e ir recogiendo los mocos en una botella que lleves colgada a la espalda, tipo submarinista. Luego la donas a un laboratorio para estudiar estos casos y así contribuyes a la evolución científica, ¿no? O lo vendes como blandi-blub, que no debe de haber mucha diferencia. Anda que no vas a hacer feliz a gente que quiera iniciar conversaciones pero le falte lo esencial: esa alergia al polen.

Ale, a ver si este año no te atosiga mucho la alergia (aunque con este tiempo, me parece a mí que...)

 
At 12:32 a. m., Blogger Jezabel said...

Al polen no le atacan los antihistamínicos, corazón. Ni siquiera la histamina. La histamina se libera con el objetivo de aumentar el flujo sanguíneo y que te lleguen más macrófagos y gaitas mortales... en todo caso, lo digo porque los antihistamínicos son muy majos, y como alérgica que soy, no puedo permitir que insultes su buen nombre.
:)

 
At 7:20 p. m., Anonymous DANIERU said...

cierto es,la alergia hace estragos.pero los fabricantes de pañuelitos hacen su agosto,o mejor dicho su marzo,porque aqui en españa tambien se ha adelantado la primavera.sera eso del calentamiento global (del planeta ehhh)

 
At 11:12 p. m., Blogger Don Guri said...

Francis: La parte del "etcétera" me la dejo para la sección de pago del blog, jeje. ¿Eh? ¿Cómo? ¿Que no hay sección de pago? ¡Cht! Ya sabía yo que se me olvidaba algo...
Y sí, tienes razón, el chaval de la izquierda tiene que haber aspirado muchos vapores del Blandi-Blub ese. Tiene una cara de colocao que...

Jezabel: Ejem... Ya sospechaba yo que había alguna "historia" en eso de los antihistamínicos. Muchas gracias sinceramente por tu explicación. Siempre se aprenden cosas nuevas.
Y ahora, haciendo uso de mi doctorado en Escurrirelbultología, hacer notar que en el texto pone "(el polen) termina escogorciado por un antihistamínico". Obsérvese el uso del verbo "escogorciar" que, como todo el mundo sabe, significa todo el proceso ese de la histamina, los antihistamínicos, y las macrogaitas mortíferas esas (^^)U---(¿Cuela?)

Danieru: Pues ahora que lo dices, a ver si esto del cambio climático va a ser una conspiración de los fabricantes de pañuelos. Hmmm... Buen tema para la próxima vez que salga a ligar (¿o no?)

 
At 4:37 a. m., Blogger Gato said...

En mi tierra cuando alguien tenía los ojos rojos siempre se pensaba que había fumado porros...

 
At 3:18 p. m., Anonymous El Cuarto Angel said...

Alergias ¿eh? Yo podría contarte un par de cosas sobre las alergias. Cuando nací los médicos detectaron que era alérgico a casi todo y les recomendaron a mis padre que me encerraran en una burbuja protectora de esas, pero como aislar mi habitación costaba una pasta y mis progenitores no nadaban en la abundancia precisamente (en el barrio donde viviamos eramos tan pobres que cuando llovía el arco iris era en blanco y negro) decidieron reforzar mis defensas dándome a comer masivas cantidades de fruta sin pelar, por aquello de las vitaminas. Lo pasé muy jodido porque mi madre siempre compraba cocos.
Otra alergia especial que he desarrollado y de la que ya te he hablado es hacia Belén Esteban, pero mi psicólogo dice que en realidad es envidia. Analizándolo creo que tiene razón porque sé que en caso de hecatombe nuclear sólo sobrevivirían las cucarachas y ella. Pero sigamos con mis males. Hace algo más de un año el sistema inmunológico de mi piel se rebelo contra el agua por lo que llevo todo ese tiempo sin mojarla para que no me escueza y luciendo un coqueto tono afromarroquí por semejanza y distancia. La misma que mantiene la gente de mí, dado el olor a jaula de gorila que despido. Una ventaja a la hora de montar en transporte público. Siempre encuentro sitio. Nadie se acerca. Bueno, las moscas si. La gente, que es muy mala, me acusa de ir cubierto de roña, pero a mi me gusta denomilarlo dermatitis hidrosoluble. Pero también tengo mis inconvenientes. Cada vez que me quito la ropa es como si despegara el papel de una madalena y además invito a otras enfermedades oportunistas a aprovecharse de la situación. La semana pasada pillé la peste porcina. Pero desde luego lo que más me jode es que también soy alérgico al sushi y si algún día consiguiera ir a Japón lo tendría crudo. ¡Crudo! ¿Lo pillas? ¡Lo tendría crudo! ¡Jua jua jua!
P.D. Gracias por tus elogios. Sólo intento estar a tu altura. Al igual que la talla de un guerrero se mide por la categoría de sus enemigos, la de un blog se mide por la de sus comentarios.

 
At 10:03 p. m., Blogger naidleim said...

Bueno, yo quería hacer un chistecillo, pero después del Cuarto Ángel no me atrevo, ha dejado el listón muy alto.

Así que la próxima vez seré más rápida

 
At 12:17 a. m., Blogger Don Guri said...

Cuarto Angel: ¡Jaja! Otro gran comentario. Me he partido con lo de la "dermatitis hidrosoluble" XD
Y lo de Belén Esteban, mientras no sea "envidia de pene"...

Naidleim: Síp. A este paso me va a retirar. Hmmm... Podría poner sus comentarios como mis posts, y así me ahorraría trabajo. Pero... Tendría que apañármelas para que me comente antes de que yo escriba los posts y...
Tengo que meditarlo bien.

De todas formas, haz el chistecillo, mujer. Ahora me dejas con las ganas (^^)

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home

/* GOOGLE ANALITICS */