jueves, mayo 31, 2007

Con la boca abierta

Recuerdo la primera vez que fui a un dentista en Japón.
Aparte de que ir al dentista no ha sido nunca uno de mis pasatiempos favoritos, estaba el problema de la comunicación, por supuesto.



Dentistas: esos bromistas que nos llenan la boca de instrumentos punzantes y luego nos dan conversación.


Pensadlo así: cuando por un motivo u otro uno termina viviendo en un país extranjero, una de las cosas por las que se preocupa es por aprender el idioma. Estudia en una escuela, por sí mismo o con la práctica diaria. Y poco a poco va consiguiendo pequeños logros como:

- entrar en un restaurante y pedir la comida verbalmente, en vez de con mímica.
- entenderse con los empleados de la estación de tren cuando no está seguro de dónde tiene que hacer los 28 transbordos necesarios para llegar a su destino, en vez de tirarse media hora descifrando el mapa de líneas y acabar perdido en algún punto de la red de transportes del otro extremo de Japón.
- comprender que esa chica tan mona con la que lleva quince minutos hablando y que cree haberse ligado, en realidad pertenece a la secta del gas sarín; y que no le está llevando a su apartamento para pasar una noche loca de pasión, sino a la cámara de pruebas.


A veces, no entender bien el idioma local puede llevar a incómodas situaciones


Pero las verdaderas pruebas de fuego, cuando realmente se comprueba si dominas el idioma o no, es cuando tienes que tratar con la administración o con los médicos. Piensa si con tus conocimientos actuales de la lengua extranjera que hayas estudiado podrías expresarte con soltura en alguna de las siguientes situaciones:

1- Una reclamación en Hacienda porque te han desgravado un 5% menos de lo correspondiente a la tasa interanual aplicable a trabajadores autónomos según los estatutos relativos a profesionales extranjeros con permiso de trabajo. El éxito supone recuperar justamente tu dinero; el fracaso, que se envalentonen y los próximos años te vayan quitanto más y más hasta que acabes como un sin techo.
2- Sientes unas punzadas palpitantes en la región lumbar. Estás preocupado porque en tu familia hay antecedentes clínicos hereditarios de quistes renales, y te gustaría que te hicieran unas ecografías para descartar cualquier problema. Debes advertir que eres alérgico a los corticoides. El éxito supone coneguir el tratamiento adecuado; el fracaso, que la palmes.

Bueno, y ahora que ya tienes algo en lo que pensar la próxima vez que gastes tu dinero matriculándote en un curso de idiomas, sigamos.

Estábamos en el dentista. El momento de más tensión viene cuando te sientan en el sillón y te preguntan qué te pasa. En mi caso, este era el problema:


“Tengo un dolor sordo e intermitente en la segunda muela por detrás, en la mandíbula inferior. Tiene hecho un empaste de aleación, pero la muela del final tiene una endodoncia, y no se puede poner la funda que necesitaría porque los enganches que se aplican podrían ocasionar problemas si no se extrae previamente la muela del juicio que está debajo”...


... Es lo que quería explicarle. Como me faltaba vocabulario, tuve que expresarme con otras palabras:

Esta muela. Me duele”, expliqué, señalándome con el dedo y confiando en que la profesionalidad del odontólogo hiciera el resto.

Dibujillo resultón que encontré por ahí y que he puesto, más que nada, para interrumpir tanto texto seguido.

El dentista me echó aire en la muela, pero esta ni se inmutó. Cuando tiene que doler, no duele, la muy traidora. Me estaba dejando por mentiroso.

Total, que me hizo unas radiografías. Las radiografías no mienten y detectan los problemas con precisión.
Como era de esperar, los resultados fueron:

- una caries entre dos muelas de arriba que yo ignoraba. Al estar entre dos muelas, contaría como dos en la factura. Habría objetado a eso, pero uno no discute con un tipo que sostiene un taladro dentro de tu boca.
- otra caries que se había filtrado bajo el empaste de la muela de la endodoncia que, al no tener nervio, no molestaba nada. Ya sabía yo que un palabro como “endodoncia” no podía traer nada bueno.
- y en la muela que me molestaba, no había nada anómalo.

Conclusión: fui a que me arreglaran una muela que en la consulta no presentó ningún problema. En cambio, me volví con dos citas para arreglar otras dos muelas. Y cuando llegué a casa y me bebí un vaso de agua, la condenada muela empezó a molestarme otra vez.

Me c*g* en mis muelas.

Etiquetas:

19 Comments:

At 8:00 a. m., Anonymous bea said...

Vaya, pobrecito... Te escribo rapidamente un comentario de apoyo moral, porque yo tambien me he visto en esas (incluidas las pruebas de fuego, con inmobiliarias, sobre todo)
Fijate que a mi tambien me paso lo de la muela traidora esa, que me dolia en casa, pero en la consulta nada de nada y fui a 3 dentistas diferentes, pero nada, la muy mamona (al final ya se me ha quitado el dolor, por cierto). Por lo menos no me encontraron ninguna caries mas.
Bueno, al grano, lo que te queria decir, es que ahora tengo el mejor dentista del mundo mundial: con traducciones escritas a varios idiomas de las perrerias que te va a hacer, paciencia para entender las explicaciones estilo indio "muela doler" y sobre todo, tecnica impecable. Me saco a mi la muela del juicio con el minimo de anestesia y a la media hora, ya no me dolia nada. Me dijo que si, durante la extraccion notaba dolor, levantara rapidamente la mano izquierda, porque obviamente, no podia hablar, y luego cuando fui al dentista en Espanya, venga a levantar la mano como una imbecil y el dentista, a velas, claro. Menuda diferencia...
Lo tengo en un altar, lo reconozco. Mi marido hasta se puso un poco celoso y todo, jeje. Lo encontramos en una pagina web donde habia rankings y comentarios sobre dentistas y este era de los primeros en Yokohama. Si te interesa, avisame y te paso toda la informacion que pueda. Animo!

 
At 9:16 p. m., Anonymous Luna said...

Ni que nos hubieramos puesto de acuerdo! Yo he ido hoy al dentista porque tambien tenia unas molestias en una muela desde hace meses y el "maestrillo" (traduccion de "sensei") me ha tenido sentada DOS, literalmente DOS, minutos y me ha dicho que no tenia nada en esa muela pero que tenia que volver dos veces mas para quitarme el sarro. DOS veces mas!! Como si tuviera quilos de sarro!! Hasta ahora todos los medicos del mundo que me han tocado la boca me lo han quitado en menos de 15 minutos el mismo dia de la visita de chequeo. Este hombre no me toca mucho los dientes (lo cual ya me parece bien) pero las narices un monton!! Se piensan que la gente no tiene nada mas que hacer que ir todos los dias al dentista e ir perdiendo medio dia cada vez para estar sentado DOS minutos en la poltrona!! Y encima me ha cobrado 1.800 yenes (con seguro medico) por no hacer nada!! A cuanto le debe salir la hora de trabajo? Quizas deberiamos considerar un cambio radical de profesion...

 
At 4:57 a. m., Blogger Nox said...

Velo por este lado Don Guri por lo menos las otras dos muelas que te van a arreglar es menos probable que se unan a la muela que esta jugando contigo psicologicamente XD.
Oye eres un gran dibujante(Fuera del tema de la muela).

 
At 9:14 p. m., Blogger Don Guri said...

Bea: ¡Hola, cuánto tiempo! (^^) Oye, pues me interesa lo de la maravilla de dentista ese. Yokohama me pilla un poco lejos, pero bueno, así tengo una excusa para ir, porque me gusta. Claro, que si es antes de ir a la consulta no podré ponerme morao de comida china.
Así que si eres tan amable, me escribes un correillo explicándome el asunto (donguri666@hotmail.com). Cuando vaya, si quieres le digo que me has recomendado tú para que te dé una comisión o algo ;)

Luna: ¿Pero qué pasa con las muelas que no duelen cuando tienen que doler?
Lo de los médicos que te miran en dos segundos es tema para hablar en otra ocasión... Y de hecho lo voy a hacer. De eso, y de los magníficos tramtamientos "pastilleros" que se gastan por aquí.

Nox: "la muela que esta jugando contigo psicologicamente "
¡Jaja! Qué gracia me ha hecho esto. Pues tal parece que es así. Debe ser alguna miasma en el aire de Japón que ataca a los extranjeros, porque ya ves que a Bea y a Luna les ha pasado lo mismo. ¿Casualidad? No lo creo...

 
At 3:02 p. m., Anonymous francis said...

Ay Don, que te ahogas en un vaso de agua. Para estos casos tienes que hacer un simulacro preparatorio con alguna de tus amigas. Tú haces de dentista y así vas cogiendo vocabulario. Pero bueno, como veo que se te está secando el rabillo de la bellota a ver si podemos ayudarte desde la lejanía:

“Tengo un dolor sordo e intermitente en la segunda muela por detrás, en la mandíbula inferior. Tiene hecho un empaste de aleación, pero la muela del final tiene una endodoncia, y no se puede poner la funda que necesitaría porque los enganches que se aplican podrían ocasionar problemas si no se extrae previamente la muela del juicio que está debajo”

Vamos por partes, como decía Jack el destripador.

“Tengo un dolor sordo e intermitente en la segunda muela por detrás, en la mandíbula inferior.”

¿Me puedes explicar cómo alguien puede tener un dolor sordo e intermitente a la vez? Si precisamente la definición de "dolor sordo" es "dolor leve y continuo", ¿cómo puede ser continuo e intermitente? Bueno, será que es intermitentemente continuo o viceversa, así que esto lo traduciremos simplemente por "Tengo un dolor que no se va", y queda así: "Ikanai itami wo mottemasu".

Ahora viene la parte de señalar la muela. Eso de "segunda muela blah blah blah" quedaría muy largo dicho en japonés y, como tu sabes, ellos son de pocas palabras pero bien dichas, así que lo traduciremos por el número de pieza en nomenclatura dentista, pero para ello te faltaba dar dos detalles clave: (i) si era en la parte inferior derecha o inferior izquierda y (ii) si tienes muela del juicio o no. Supongamos que era en la izquierda y que no tienes muela de juicio. Entonces sería la pieza 36 y traducido queda: "36 ban no ha".

Pues ya tenemos la primera frase:

- “Tengo un dolor sordo e intermitente en la segunda muela por detrás, en la mandíbula inferior.”
- “36 ban no ha ni ikanai itami wo mottemasu”

Fíjate que es mucho más corto, como ya te había adelantado que sería en palabras de un japonés.

Ahora viene la segunda parte, esa del empaste y tal, pero los japoneses saben entender muy bien las frases medio terminar (para ello incluso le dan un uso especial a una partícula que normalmente tiene otra función), así que no vamos a ser nosotros más papistas que el Papa y la utilizaremos aquí, de modo que todo lo que tú querías decirle al dentista queda así:

“36 ban no ha ni ikanai itami wo mottemasu GA...”

Ale, ya me darás las gracias con el chorizo la próxima vez que nos veamos.

Saludos.

 
At 7:30 p. m., Blogger Jezabel said...

¡Ni se te ocurra quejarte de tu dentista! El mío, (es español, eso sí) cada vez que voy porque me duelen las muelas me dice:"qué bien tienes los dientes. Eso es por el estrés. " Luego cobra millones de euros y me deja tal y como estaba.

 
At 7:17 a. m., Anonymous Inma said...

Hola don guri. Soy la hermana de Sergio el de Friki pero poco.Es la primera vez que paso por tu blog y me lo he pasado como una enana.saludos

 
At 7:21 a. m., Anonymous Inma said...

Ah! Se me ha olvidado.Tengo una fobia terrible a los dentistas,asi que no voy mas que en casos extremos...jamas iría fuera de España,antes me dejo los dientes en la mesa.

 
At 12:21 a. m., Blogger Don Guri said...

Francis: Hmmm... ¿Y cómo conoces tú el código numérico de las muelas, eh? ¿No serás realmente un dentista camuflado, eh? Hmmm...
En cuanto a tu duda de la intermitencia... El dolor aparece cuando le da la gana, se esfuma en la consulta del dentista, reaparece en casa... ¿Te parece poca "intermitencia ;)?

Jezabel: ¿El estrés como remedio? Tu dentista es un cachondo.

Inma: Hola, bienvenida. Espero que sigas por aqui (^^)
Yo soy un asiduo del blog de Sergio. Todos aquellos que os interese mínimamente el cine, echadle un vistazo:

http://frikiperopoco.blogspot.com

 
At 1:56 a. m., Blogger Don Guri said...

Que le pasa a esto de los comentarios, que no corre... Hmmm... No me hagais caso.

 
At 2:30 p. m., Anonymous francis said...

Don, el "código numérico" de las muelas, o más bien de las piezas dentales en general, se puede deducir fácilmente si miras la factura cada vez que te hacen un arreglo... y yo ya he tenido que ir varias veces. Quizás lo único en lo que no me he equivocado en mi comentario anterior es en el código ese, así que puedes fiarte.

Y yo acabo de conocer el blog de Sergio con el comentario de su hermana, pero ya lo tengo añadido entre mis favoritos (oh no, ¿cómo le digo yo ahora a mi cuerpo que le voy a quitar otro ratito de sueño? Espero que no se de cuenta...)

 
At 3:02 a. m., Blogger Gato said...

Jo, me has recordado que no he cumplido mi propósito de 2007. Para un año que me hago propósitos. El día que me agarre un dentista no me va a soltar...

Y mi dejadez viene de que tengo prácticamente toda la boca endodonciada.

 
At 6:44 a. m., Blogger Nox said...

Ya te descubri Don Guri,dejas de escribir spots para acumular comentarios he ^_^", tengo todos los dias de la semana viendo haber si hay algo nuevo en tu blog pero te delataste con tu comentario que dice:

(Que le pasa a esto de los comentarios, que no corre... Hmmm... No me hagais caso.)

Jejeje, no te creas Don Guri, simplemente con tus respuestas que les das a los demas(Como francis) me haces reir bastente, escribe pronto y cuidate.

 
At 7:05 p. m., Blogger GUANDARRRR said...

Más que intermitencia de la muela yo le llamaría impertinencia...

A mi una vez, en Portugal, acabaron de ponerme una inyección de no se sabe qué en la mano... Tras pincharme 1º en el brazo izquierdo, y después en el derecho. Y nada de enfermeras, el propio médico.
Me ha gustao tu blog, te enlazo en el mío!

 
At 11:47 p. m., Blogger Don Guri said...

Francis: OK, me fío. Y si va mal, te mando a ti la factura ;)

Gato: "¿Propósito?" No sé lo que significa ese palabro (^^)

Nox: Jaja. No creas. Mi comentario de los comentarios es que, cuando escribí el comentario, no se actualizó el contador de comentarios de la página. Me pregunté si realmente se había registrado el comentario o no, y escribí otro a ver si cambiaba el número.
Lo de no escribir en varios días, depende del caso. Esta semana, se han juntado varias cosas, entre las que se encuentran un extraño virus que parecía un resfriado pero con algunos síntomas propios "originales", y una combinación mortal de cerveza y mojitos (*^^*)

Guandarrrr: ¡Hola! Espero no haberme dejado ninguna erre en tu nombre ;)
Gracias por el link (jo, llevo meses pensando en actualizar los mios, pero me da una pereza eso de trastear con la plantilla).
Y oye, muy divertido el post de tu blog de tus desventuras con el cine. Muy recomendable! (aunque cuidado que te vas a quedar sin nadie que quiera ir al cine contigo):

http://guandar.blogspot.com/

 
At 12:20 a. m., Blogger Don Guri said...

¡Leches! Otra vez no se actualiza el número de comentarios. Grrr.

 
At 5:40 p. m., Blogger GUANDARRRR said...

De momento, la personilla galante se ha convertido en mi novio. No me preguntes cómo ni por qué, pero al parecer se debió de divertir de lo lindo... Si es que soy una personilla maldita mu graciosa :p.
Eso significa que tengo con quien intentar ir al cine durante algún tiempoooo!!! Pero a ver lo que me dura.
Y no seas vago hombre! que lo de los enlaces se hace en un pis pas, y yo necesito que alguien me ponga algún coment.. snif.

 
At 11:57 p. m., Blogger Don Guri said...

Si es que los hombres, en cuanto nos descuidamos nos convertimos en novios de alguien...

Por cierto, Guandarrrr, ya tienes mi opinion en tu comentario de tu duda "pectoral" ;-)

 
At 1:02 a. m., Blogger GUANDARRRR said...

Gracias Don Guri... me parece una sabia decisión.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home

/* GOOGLE ANALITICS */